martes, 11 de marzo de 2014

Donde el sol más brilla


El pasado fin de semana hemos celebrado el día internacional de la mujer, un día que sinceramente no tendría que haber existido nunca, porque hubiera sido motivo de que el respeto y la igualdad de género hubiera existido en la historia. Como no podemos presumir de eso, las mujeres celebramos nuestro día el 8 de marzo, un día que para mí, es un día en el que se debe homenajear a las que realmente lucharon contra viento y marea para conseguir que se dieran los cambios en la sociedad. Gracias a ellas, a su amor propio y su dignidad, las cosas comenzaron a ser de otra forma, pero ello no significan que nos hayan salvado, aquí cada una de nosotras somos nuestras propias salvadoras. El respeto se gana cada día, la dignidad, el esfuerzo, y tener una buenos valores que se inculquen generación tras generación. No podemos conseguir que nadie cambie por nosotras, solo nosotras desde nuestro propio amor y respeto podemos conseguir que el resto de cosas cambien. Así que por esos valores y por ese auto respeto brindé yo el pasado día 8. Por la igualdad y por la convivencia entre todos.

Y os voy a contar donde lo celebré. Fue en Marbella, donde tuve el placer de asistir a un networking organizado por REM ( Red de mujeres emprendedoras de Marbella y Cádiz)

Fue todo un honor asistir como invitada a una de sus reuniones donde pude presentar mi empresa y mi producto. Me acogieron con mucho cariño y pude intercambiar información con otras empresarias y trabajadoras de diferentes sectores como la hostelería, la restauración, las finanzas, la política, el arte, etc.

Su presidenta Esther Nistal me informó de todas sus actividades, sus proyectos y sus inquietudes y es muy interesante saber como se relacionan, intercambian contactos, imparten cursos y organizan talleres y conferencias. Noté una sontonia maravillosa, que tenía un denominador común, el compromiso y la colaboración.

*De izq. A derecha (Esther Nistal, Alicia Osorio y Sofía Rivera) 


El encuentro tuvo lugar en el restaurante de una amiga, Restaurante RAMA, un lugar que a mí personalmente me da vida. Enclavado en el distrito de las Chapas, (Marbella) en una urbanización (Urb. Marbesa) con mucho encanto, aunque el encanto lo tiene el Rama y la familia fundadora.


La familia Osorio-Rueda, encabezada por don Rafael, es una familia que reúne muchos de los que son para mí los valores más importantes. Sensibilidad, humildad, empatía, solidaridad y generosidad. Adoro su carácter, su buen hacer y sobre todo su buen corazón

Rafael Osorio Cibajas creó RAMA hace más de 50 años. Comenzó con una sombrilla y una hamaca y una barra de madera vendiendo refrescos. Tuvo a su lado una grandísima cocinera, que comenzó a hacer los mejores guisos de la zona, su señora María Rueda Calahorra. Formaban el equipo perfecto y el negocio marchaba. Lo que comenzó siendo un chiringuito empezaba a funcionar y sus platos a dar que hablar. Eso añadido al carisma y la sensibilidad hicieron que se naciera, RAMA






Rafael ha sido futbolista, agente de seguros, vendía motos en un concesionario durante el invierno, fue "practicante" de las Chapas, asistió a mujeres en el parto, también integrante de los pastoreños y sobre todo padre de 6 hijos. Ah! Y ha plantado un árbol y ha escrito un libro. No puede ser más completo Jajajaja

Su libro: "Pastoral, las Chapas de Marbella 1946-2006" 60 años de historia, recuerdos y anécdotas.

Es adorable escucharle hablar, te sobrecoge su simpatía y amabilidad, es risueño y tiene esa gracia andaluza que lo hace ser especial.


Como he comentado, tiene una preciosa familia con 6 hijos, aunque sufrió la muerte de una sus hijas. Es el ángel de la guarda de todos ellos y siempre la tienen presente.

Lo que empezó con tan sólo una sombrilla es hoy un restaurante maravilloso con una playa privada donde te entran ganas de parar el tiempo

Hoy día sus hijos llevan el timón del negocio donde Alicia dirige a un equipo maravilloso con una cocina renovada con una base tradicional que te obliga a volver. Calidad en el servicio, en la carta, puedes tomar el sol, comer, escuchar música, y disfrutar de un buen ambiente, relajado y cordial.

Enclave idóneo tanto para invierno como para verano, por el que han pasado todo tipo de personalidades. Sus paredes cuentan historias, sus detalles te hacen sentirte especial y por el estómago, te enamoran, aunque a mí me enamoraron por todas estas cosas que estoy describiendo.



Tuve el placer de conocerlos por mi amiga Beatriz Trapote, y ese es el gran regalo, poder conocer a esta familia, por su sensibilidad y poner tanto amor a su trabajo. Es la clave de la recompensa.

Con este post quiero darle las gracias por ser como son, por brindarme su generosidad y amistad y hacer mi particular homenaje a ese abuelo tan encantador que tiene tanto que contar.

Su pequeño museo está cargado de anécdotas, de cariño y de detalles que describen perfectamente esos valores de los que les vengo hablando.



Como tarde en ir por allí me pregunta por Víctor Janeiro pensando que soy Beatriz pero bueno se lo perdono Jajajaja porque luego siempre lo arregla jajaaja. Este abuelo de las Chapas es el capitán de una tripulación cargada de bondad y simpátia al que yo, le termino perdonando todo.

Enhorabuena por tu gran tesoro, por ese legado que hoy día podemos disfrutar y enhorabuena a tus hijos por saber guardarlo tan bien y poner ese granito de arena para que hoy día seáis un referente en la costa del sol

www.restauranterama.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario